Entradas

El sector turístico acumula un superávit de 14.838 millones de euros en el primer semestre

El sector turístico no deja de batir records, está vez en cifras de explotación. El sector  ha generado unos 14.838 millones de euros de superávit  durante los primeros 6 meses,  que supone un 1,1% más que el mismo periodo en el año anterior, consolidándose así como uno de los motores de la economía española.

Los ingresos del sector alcanzaron los 22.651 millones de euros, un 6,8% más. A nivel de pagos por servicios turísticos en el exterior se registraron unos 7.813 millones de euros, un 19,8% más. Los datos reflejan un repunte importante de inversión fuera de nuestras fronteras, haciendo que ciertos flujos no se contabilicen en las balanzas económicas de nuestro país.

Este verano se esperaban unos 25 millones de turistas internacionales, cifra que se ha alcanzado con facilidad, dado que la pérdida de confianza y seguridad de otros destinos turísticos como Túnez, Egipto y/o Turquía han canalizado España como gran destino turístico. Aun así el turismo en España sigue buscando la cantidad y no la calidad, ya que el gasto medio per cápita ha disminuido considerablemente.

En conclusión, Exceltur prevé que  la actividad turística en España crezca alrededor de un 4,5% en 2016, llegando a cifras record en todos los ámbitos.

El turismo en España crecerá un 4% éste 2016

El sector turístico no deja de generar noticias positivas para la reactivación económica de España. Si en 2015 el sector alcanzó cifras récord, éste 2016 vamos camino de superar cualquier expectativa prefijada. El sector durante el presente año se prevé que crezca alrededor del 4%, cuando la mediana de crecimiento del país no supera el 2%, esto significa un crecimiento muy por encima de los demás sectores productivos del país.

Estas cifras son excelentes, según Exceltur, ya que además del crecimiento exponencial, se ha recuperado la fuerza del turismo nacional, que dado a la crisis había disminuido de forma alarmante. La inestabilidad en las políticas migratorias, políticas y económicas de los países competidores del Mediterráneo ha hecho cambiar las preferencias de los turistas y fijar España como objetivo principal.

Gracias a todo el cúmulo de buenas noticias, el sector sigue generando y creando puestos de trabajo, dato que nos constata la gran aportación del turismo a la economía de nuestro país. Y es que, según Exceltur, un 40% de empresarios encuestados prevé aumentar su plantilla los próximos meses, para poder satisfacer las demandas del negocio.

Barcelona, Madrid, San Sebastián y Canarias lideran los índices turísticos en España. La diversificación de la oferta, la introducción de la gastronomía como factor atractivo y el clima, son factores cruciales en las agendas de los turistas, tanto nacionales como internacionales.

Acabando con una breve reflexión, estos datos son magníficos, pero no tenemos que perder de vista que el turismo tiene que basarse en la calidad del servicio y no en la cantidad, ya que una saturación turística low-cost no es favorable para ninguna ciudad que se preste. Ofrecer aquello que el turista requiere con la máxima calidad y diversificar la oferta, siempre dentro de los límites establecidos por la ley.

 

 

El turismo sigue creciendo en España llegando a cifras record

Cada vez queda más claro que el turismo sigue siendo el gran motor de la economía española, aun en tiempos de recesión, y es que España recibió 61,8 millones de turistas en 2015, un record histórico que supone un 5% más que el año anterior.

Francia, Reino Unido y Alemania son los países con más repercusión en el sector turístico español. Reino Unido, el principal emisor con 15,6 millones de turistas, seguido por Francia con 11,5 millones y Alemania con 10,2 millones. Este incremento deja entrever el potencial del sector turístico español, que ofrece el servicio típico de buen clima y playa, pero que se ha reinventado y tiene una oferta turística que se adapta a las necesidades de cualquier turista.

Cataluña sigue siendo el principal reclamo del turismo internacional

Cataluña sigue siendo la comunidad autónoma con más llegadas, con más de 17 millones, un 4% más. Barcelona sigue siendo la joya de la corona, pero la Costa Brava con sus bonitos paisajes y sus playas de agua cristalina, son un destino muy reclamado en verano. Baleares y Canarias son las otras comunidades con más llegadas con casi 12 millones de turistas cada una.

A nivel de pernoctaciones en alojamientos turísticos, 2015 ha sido un buen año para el sector, con más de 113 millones, lo que supone un aumento del 5%. El 60% de las pernoctaciones se realizaron en apartamentos turísticos, el 30% en campings, el 8% en alojamientos de turismo rural y el 2% restante en albergues.

La tipología del alojamiento está cambiando, siendo los apartamentos turísticos los más demandados, por su comodidad y su proximidad a los núcleos urbanos. En 2015 se ha  llegado a situaciones de plena ocupación en los apartamentos, gracias en parte a la agresiva promoción de plataformas web como Airbnb o Booking, que ven aumentado su margen económico con los apartamentos y no tanto con los hoteles, mejorando todos los índices del turismo en España a cifras record.

Para finalizar, España posee un mina de oro con el turismo, pero que si no se cuida ni se reinventa tiene el peligro de quedar obsoleto o de banalizar los grandes reclamos de un país que lo tiene todo para el turista.

La tendencia positiva del empleo turístico

El mes de octubre siguió con la tendencia positiva en el sector turístico. Siguieron al alza las visitas y las llegadas de turistas nacionales e internacionales. Como consecuencia directa, el empleo turístico cerró el mes con un 6,6% más de afiliaciones a la Seguridad Social, que el mismo periodo del año anterior. Manteniendo así el crecimiento del 4,6% en el empleo del sector durante el año 2015.

El sub-sector relacionado con el alojamiento turístico fue el más productivo, con una subida del 10%, consolidando el sector de la Hostelería como uno de los más potentes de la economía española. La restauración también tuvo su crecimiento, no tan acentuado como el de la Hostelería, pero significativo, del 7%.

A niveles generales, el empleo turístico creció en todo el país, sobre todo en las Islas Baleares, que llegó a cifras record de empleo, seguida de Andalucía y la Comunitat Valenciana.

Datos pasitivos en el empleo turístico

Son cifras esperanzadoras dado que a estas alturas de mes, el empleo turístico tenía una tendencia claramente negativa. Estos datos dan evidencia del dinamismo y la gran evolución del turismo en España, ofreciendo los servicios típicos, sobre todo en verano, pero reiventándose en otras estaciones para atraer a más turistas. No solo es playa y fiesta lo que se oferta en España, culturalmente es un país muy rico y tiene mucha atracción grastonomica diferente.

 

Volver a la página principal >>