Catalunya

Catalunya tiene 370.000 plazas reguladas en apartamentos turísticos.

Catalunya ha regularizado ya el 74% de las plazas en apartamentos y viviendas de uso turístico que la Generalitat calcula que existen. Los apartamentos y viviendas de uso turístico regularizados superan ya los 65.000 establecimientos, dato que supone cerca de 370.600 plazas de alojamiento turístico, el 74,1% de las plazas

La distribución de las plazas se reparte en 14.300 plazas en apartamentos de uso turístico y 356.300 en viviendas de uso turístico. Girona es la que concentra mayor número de plazas (6.059 en apartamentos y 155.843 en viviendas), seguida de Barcelona (3.128 en apartamentos y 90.640 en viviendas), Tarragona (3.585 y 78.194), Terres de l’Ebre (398 y 17.683), Lleida (563 y 6.749), Vall d’Aran (25 y 4.571) y Catalunya Central (531 y 2.552).

Durante todo el periodo, se han realizado 16.856 actividades inspectoras que han derivado en la apertura de 1.079 expedientes sancionadores a los propietarios y gestores en toda Catalunya, que inciden en más de 18.758 plazas de alojamiento ilegal, distribuidas en 3.415 viviendas y apartamentos de uso turístico no regularizados.

De estos expedientes, ya se han resuelto 850 con sanciones que oscilan entre 3.001 y 30.000 euros, para un monto de más de 4 millones de euros (4.054.667,86 euros).

seguridad

Interior controlará los apartamentos turísticos como nueva política antiterrorista para mejorar la seguridad

Después del fatídico atentado en Barcelona y su secuela en Cambrils, la seguridad se ha vuelto una prioridad en Estado Español. En primer lugar se ha puesto en marcha una campaña de información sobre una serie de recomendaciones en materia de seguridad en caso de atentado terrorista.

Además se han empezado a ejecutar un paquete de iniciativas para mejorar la Seguridad. Este paquete está formado por una série de medidas legales que ayudaran a mejorar el control y la acción del Estado entorno a estas amenazas.

Medidas como establecer una transmisión de los datos de reserva de vuelos de los pasajeros de los que disponen las compañías aéreas, con el fin de reforzar la seguridad. También, la obligación de registro documental e información de las personas físicas o jurídicas que ejercen actividades de hospedaje y alquiler de vehículos de motor.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido a todos los grupos políticos su apoyo, para que las fuerzas y cuerpos del Estado puedan hacer su trabajo y assegurar una convivència en paz y hormanía de la sociedad española, así como poder contribuir a la lucha global contra los grupos terroristas que han surgido en los últimos años.

 

Valencia

Valencia quiere acabar con la competencia desleal en el sector de los apartamentos turísticos

Valencia se une a la iniciativa de Barcelona, Madrid y demás ciudades españolas, para hacer frente a un problema regulatorio de ámbito nacional. Se trata de la competencia desleal que sufren las empresas de apartamentos turísticos enfrente a los apartamentos turísticos piratas amparados en las plataformas web de alquiler. El realquiler que no paga impuestos, que no entiende de solidaridad vecinal y que de foma clandestina se lucra.

Se insta al control, por parte de la Agencia Valenciana, tanto de los apartamentos como a las plataformas web que les permiten publicitarse, de esta forma los ayuntamientos podrán controlar de forma eficiente la oferta de alojamiento turístico.

De esta forma se establecerá un marco regulatorio, donde todos jueguen con las mismas reglas y se pase a un mercado competitivo. El Ayuntamiento por su parte aumentará la recaudación y podrá limitar las licencias si se prevé una saturación turística que puede alterar el bienestar de los ciudadanos de Valencia. En caso de seguir operando fuera de este marco, las multas pueden ser muy agresivas, para marcar al paso y la línea.

En conclusión, Valencia sigue el hilo dejado por Madrid y Barcelona y quiere regular la oferta turística, para evitar posibles situaciones de saturación turística, así como negocios piratas amparados por empresas muy fuertes de alquiler de vivienda.